Competencia y formalización de la economía

La población paraguaya gozará de un bono demográfico por los próximos 30 años, con lo cual tiene la oportunidad de realizar inversiones estratégicas para crear una economía diversificada, otorgando a sus ciudadanos jóvenes mayor acceso a la educación, al conocimiento y a oportunidades de empleo. En pocos años, miles de jóvenes paraguayos tendrán una capacidad laboral óptima para operar en la “industria digital” resultando en una nueva generación de nativos digitales, verdaderos ciudadanos globales.

A nivel mundial, Paraguay se ubica en el puesto 118 dentro de 148 economías mundiales según el Índice de Competitividad Global (ICG – Foro Económico Mundial), y 109 dentro de 189 en el Índice de Facilidad de Hacer Negocios (DBI o Ease of Doing Business Index – Banco Mundial). Las restricciones más importantes se relacionan con el alto nivel de corrupción, la inadecuada preparación de la mano de obra, una burocracia ineficiente, bajo acceso al crédito, e inadecuada infraestructura.

Paraguay era hasta el 2013 uno de los pocos países de la región que carecía de una ley de Defensa de la Competencia, lo cual se complementa con la Ley de Defensa del Consumidor para brindar una protección a los consumidores y usuarios.1

La seguridad jurídica también puede verse reflejada en la facilidad de hacer cumplir un contrato. En este ítem se ubica en el lugar 182 de 189 países, muy por debajo del promedio regional de 116.2

1 www.mic.gov.py

2 Doing business 2014. Economy Profile: Paraguay. http://espanol.doingbusiness.org/

Back to Top