Empleo de calidad

El país se ha caracterizado por un rápido crecimiento de su población, la cual incrementó más del 50% en los últimos 20 años, elevándose a casi 6,5 millones de habitantes.

Si bien el desempleo abierto hoy en día es relativamente bajo, el mismo está acompañado por niveles altos de subempleo como se observa en el Cuadro 6.

Cuadro 12. Desempleo y desocupación

TOTAL PAIS

Hombres

Mujeres

Tasa de desempleo abierto en %

5,0%

4,5%

5,7%

Tasa de subocupación total en %

19,0%

16,2%

23,0%

Fuente: EPH 2013. DGEEC/STP

Esto es el reflejo de una alta proporción de población con situaciones precarias de empleo y empleabilidad. La precariedad es mayor entre jóvenes y mujeres.1

Los datos disponibles permiten realizar solamente una medición gruesa de la productividad laboral, como la producción obtenida en USD constantes de 1994 y la población ocupada para la producción. Si lo hacemos para tres puntos en el tiempo, podemos ver la evolución positiva de la productividad en el país. Esta relación permite evaluar preliminarmente la productividad por trabajador ocupado promedio en un periodo determinado. En la siguiente tabla puede apreciarse mejor la variable:2

Cuadro 13. Relación de productividad por trabajador promedio

Variables

2005

2008

2013

Población ocupada

2.617.708

2.810.506

3.274.819

PIB USD Constante de 1994

9.439.036

11.092.332

14.096.936

Productividad laboral/USD por trabajador ocupado

361

395

430

El aumento de la productividad por trabajador ocupado observada es lento, el crecimiento es de sólo 2,24% anual acumulado. Las causas de este resultado pueden ser variadas, pero podría resumirse en la poca complejidad del proceso productivo paraguayo, mercados laborales informales, y la educación promedio de la población en edad de trabajar.

En la capacitación laboral que lleva adelante el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) como política pública, actualmente todas las personas que cumplan los requisitos mínimos de edad y nivel de educación exigidos pueden tomar los cursos de capacitación laboral, pertenezcan o no a grupos vulnerables, que derivaría en un bajo impacto social.3 Por su parte el Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (SINAFOCAL) brinda servicios de capacitación a través de las empresas contratadas, pero no realiza seguimiento y evaluación a beneficiarios. Las bases de datos de beneficiarios de ambas instituciones no son robustas para realizar seguimientos de capacitación e inserción laboral.

Las mujeres aportan a la economía del país a través del trabajo remunerado y no remunerado. Su inserción al mundo laboral se da en condiciones de desigualdad, que se refleja en tasas porcentuales de actividad económica marcadamente diferentes entre hombres (83,4%) y mujeres (60,3%), como se puede apreciar en el Cuadro 14. Tasa de actividad económica según sexo.

Los ingresos mensuales de las mujeres son sólo el 72,4% del de los varones. Se carece de acciones que permitan el reconocimiento del aporte del trabajo no remunerado de las mujeres, incluidas las tareas de cuidado.4

1 Boletín de Empleo, EPH 2013. DGEEC/STP.

2 Fuente: STP con datos del BCP y DGEEC.

3 González, C. (2012). “Evaluación rápida del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) y del sistema Nacional de Formación y Capacitación laboral (SINAFOCAL). Asunción, Paraguay.

4 Empleo, Género y Desarrollo Humano, PNUD, ONU/Mujeres, Asunción, mayo del 2014.

Back to Top