Recursos energéticos renovables

El país es uno de los principales productores de energía renovable, en 5º lugar con 7,6 kWh per cápita; y actualmente tiene el superávit per cápita más alto del mundo en producción de energía eléctrica, con 6,4 kWh por persona. En total se producen 53 gWh en energías renovables, con un consumo interno de tan sólo 8,5 gWh.

Según estimaciones del Viceministerio de Minas y Energías, el Paraguay llegará a utilizar toda su energía disponible alrededor del 2023, lo cual pone en la necesidad urgente de ir planificando y fomentando la identificación de nuevas fuentes de energía con una visión de largo plazo.

La matriz energética nacional está conformada por hidroenergía con 57% (Itaipú, Yacyretá, y Acaray), 27% de biomasa (leñas y productos de caña) y 16% de hidrocarburos (diesel, gasolina y otros derivados).1 El 80,7% de la energía eléctrica paraguaya es exportada a Brasil y Argentina.2 El Paraguay a pesar de ser un gran generador de energía se enfrenta a problemas para disponer de dicha energía para la producción de bienes y servicios. Sin duda que la disponibilidad de energía y que la provisión de la misma sea eficiente, tiene un efecto muy importante sobre la capacidad de diversificación e inversión productiva. De acuerdo a estudios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), se estima un incremento anual de la demanda de energía no menor a 634 GWh/año y un incremento anual promedio de la demanda de potencia no menor a 110 MW. El porcentaje de biomasa mencionado, afecta la sostenibilidad de los recursos naturales, por lo que la reforestación es un factor fundamental para la provisión de energía.

Los usos de la energía eléctrica se concentran en los hogares y comercios, la biomasa se utiliza en la producción de aceros, en pequeñas, medianas empresas y en hogares, y los hidrocarburos para el transporte, hogares, comercios, industria y agro.

La biomasa utilizada proviene generalmente de los bosques nativos, por consiguiente, la valoración económica de los bosques nativos constituye una necesidad para la sostenibilidad de los mismos.

La importación de combustibles está en alrededor de los USD 1.500 millones, mientras que la exportación de energía hidroeléctrica de las binacionales en 2013 alcanzó alrededor de los USD 2.200 millones.

1 Estructura de la Matriz Energética. VMME, 2011.

2 Situación de sectores energéticos. Viceministerio de Minas y Energías. http://www.ssme.gov.py/

Back to Top