Servicios de salud

El dengue tiene un comportamiento endémico en el Paraguay desde al año 2009 y se han registrado epidemias con circulación de todos los serotipos conocidos de virus con capacidad de afectar a humanos. Recientemente, se salvaron más de 228 vidas en relación al año anterior, disminuyendo la intensidad epidemiológica a 6.240 casos reportados y 14 casos fatales entre agosto 2013 y junio 2014.

La mortalidad materna, a un nivel de 100 muertes por 100.000 nacidos, es más del doble que el promedio en los países del Cono Sur. De manera similar, la tasa de mortalidad infantil, de 17 muertes por 1.000 nacidos vivos, si bien ha mejorado en la última década, sigue siendo significativamente superior al promedio de esta región. Las altas disparidades regionales hacen que esta tasa sea un 50% superior en áreas más desaventajadas. Entre el 2009 y el 2011, el embarazo adolescente se incrementó en 4% según el registro de la cantidad de nacidos vivos de madres de 10 a 14 años. De los nuevos diagnósticos de VIH registrados en el 2010, 3 de cada 100 personas infectadas tienen menos de 15 años y 6 de cada 100 entre 15 y 19 años.1

El sector está organizado bajo la rectoría del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el cual cuenta con un total de 1.028 establecimientos de salud, de los cuales 354 tienen internación. A su vez, el Instituto de Previsión Social (IPS) tiene 78 establecimientos, de los que 41 cuentan con internación. Entre ambas instituciones, se logra alcanzar 6.156 camas disponibles, correspondientes a una tasa de 1 cama por cada 1.000 habitantes, nivel inferior al promedio regional de 2 camas por 1.000 habitantes.2 Los establecimientos de salud que ofrecen atención de alta complejidad se hallan concentrados en la capital del país y el departamento Central, por lo que el acceso a la atención regional y rural presenta mayores dificultades.3

El acceso a la atención se organiza a través de las Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS). Las Unidades de Salud de la Familia (USF) son la puerta de entrada al sistema de salud de las personas, familias y sus comunidades (en promedio a aproximadamente a 3.500 personas cada una). A partir de ella se estructura la atención especializada, la urgente, la hospitalaria y las complementarias (farmacéutica, diagnóstica, vigilancia de salud y rehabilitación), conectadas a través del sistema de regulación médica, comunicación y transporte.

En la actualidad existen 754 USF orientadas a mejorar la salud materna e infantil. Los servicios de salud son gratuitos y hay disponibilidad de un paquete estandarizado de medicamentos ambulatorios. Hay más de 200 consejos locales y municipales de salud, alcanzando el 86% de los municipios del país. 50 centros de atención primaria de salud son atendidos por personal del IPS. Sin embargo, persisten las dificultades de acceso a la atención para la población rural, especialmente los pobres rurales.

Actualmente, el sistema de atención primaria de la salud (a través de las USF) cuenta con modalidades de atención según las facilidades de infraestructura y recursos humanos, como ser unidades ampliada, estándar, satélite, e itinerante. El déficit de recursos humanos en la salud preventiva asciende hoy a 3.800 profesionales de la salud.

La incorporación del Sistema Nacional de Telemedicina a través de las tecnologías de información y comunicación contribuye al fortalecimiento de la red integrada de servicios y los programas de salud, aprovechando las cooperaciones técnicas de apoyo a la gestión en Salud suscrita por el Ministerio de Salud con organismos nacionales de telecomunicaciones (COPACO, CONATEL, SENATICs, etc.), organismos internacionales (OPS/OMS, CIDA Canadá, etc.) y universidades nacionales e internacionales. Con estos nuevos servicios se pretende superar las limitaciones geográficas y temporales en cuanto a cobertura y acceso a los profesionales especializados de salud en todo el país, priorizando poblaciones vulnerables de las zonas más remotas, aisladas y dispersas del país.

La participación ciudadana podrá influir favorablemente en el sistema de salud sobre los determinantes sociales y culturales de la salud-enfermedad, en la búsqueda de superar inequidades y construir calidad de vida.

La alta prevalencia de enfermedades prevenibles como diarreas, parasitosis, entre otras, está ligada a los determinantes sociales de la salud, como son las bajas coberturas de alcantarillado sanitario y de acceso a agua potable.4 Romper el círculo vicioso de pobreza y alcanzar niveles de desarrollo social y económico sostenibles, requiere trabajar con la población, la comunidad, los gobiernos a nivel local, departamental y nacional, en el desarrollo de políticas públicas articuladas intersectorialmente para generar sinergias para la protección social en salud.

Entre las enfermedades no transmisibles tenemos sobrepeso y obesidad que afectan al 57,6; 32,2% sufre de hipertensión arterial, 25,5% tiene el colesterol elevado, y 9,7% padece de diabetes.5 Según la Organización Mundial de la Salud, la falta de actividad física o el sedentarismo, genera el cuarto factor de muerte en el mundo. En Paraguay, las instituciones dedican ciclos muy cortos para la promoción de la actividad física, el deporte y la recreación, lo que hace que el Estado deba garantizar a la población, espacios adecuados para su práctica e incorporación a su estilo de vida.

El estímulo al deporte debe ser una actividad que se ejecute desde el Estado y por las instituciones subnacionales, las que deberán contribuir a este propósito, incorporando programas y proyectos en el marco de la Política Nacional del Deporte.

1 Cartilla Adolescente. Fondo de Población de las Naciones Unidas, Embarazos adolescentes en Paraguaya: un reto para el logro del Desarrollo, Asunción, 2013.

2 Base de datos del Banco Mundial (http://data.worldbank.org).

3 Paraguay. Sistemas de Salud Pública en Sudamérica: desafíos para la universalidad, integralidad y equidad, 2012. Giovanella, Ligia et. al, org. Río de Janeiro; Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (ISAGS).

4 Encuesta Permanente de Hogares 2012, Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC)/STP.

5 Encuesta Nacional de Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles. Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, 2011.

Back to Top