Introducción

De una economía basada en recursos naturales hacia una economía del conocimiento

El propósito es construir una economía diversificada y competitiva, basada tanto en el aprovechamiento sostenible de la riqueza natural del Paraguay como en la creciente incorporación de conocimiento a través del desarrollo del capital humano y la utilización progresiva de tecnologías de última generación. Entre los elementos clave para lograr este fin se incluye:

  1. El impulso de los motores económicos actuales basados en la producción primaria para que incrementen su productividad. Esto incluye el mejoramiento de las condiciones de la agricultura familiar, basado en el acceso a la tierra, la asistencia técnica, la dotación de capital y tecnología, y la calificación de la fuerza de trabajo, logrando niveles de creación de valor por unidad de capital compatibles con el conjunto del sector, eliminando progresivamente la dicotomía entre agricultura “empresarial” y “familiar”.
  2. Gestión de nuevos motores económicos, basados en:
    1. Desarrollo con base energética. El desarrollo sostenible del país requiere incorporar a la energía como palanca para el nuevo dinamismo económico. Se propone un desarrollo que transforme la energía en producción y servicios, potenciando el ciclo de industrialización vinculado a la utilización de energía eléctrica renovable y limpia. Adicionalmente, transformar la matriz de consumo energético para el transporte utilizando la energía renovable para medios colectivos, individuales y para el transporte de bienes en general.
    2. Desarrollo de la economía del conocimiento. La propuesta de desarrollo se enfocará en diversificar la economía paraguaya con un énfasis tecnológico-industrial, basado en el aprovechamiento pleno del capital humano nacional.
  3. El aprovechamiento de encadenamientos potenciales hacia adelante (valor agregado) y hacia atrás (desarrollo eficiente de proveedores) de la riqueza agrícola, pecuaria, forestal y energética en las distintas regiones del país.
  4. El apoyo al surgimiento de nuevos polos de producción (clusters) de bienes manufacturados y de servicios (incluyendo los turísticos) en cada región.
  5. El desarrollo progresivo de un sistema de innovación nacional, que integre de manera efectiva las universidades e institutos de investigación con las empresas y entidades, privadas y públicas, que producen y exportan bienes y servicios. Los recursos del sistema (presupuesto de los institutos de investigación y para investigación en las universidades, subsidios parciales y apoyos a la innovación empresarial, incentivos tributarios, protección de la propiedad intelectual, desarrollo de oficinas de transferencia tecnológica, servicios de extensión) se orientarán de acuerdo con las prioridades de transformación productiva.
  6. La promoción del emprendimiento y el desarrollo empresarial, mediante el apoyo a empresas nuevas y jóvenes, el estímulo a la creación de fondos de capital privado, incubadoras de empresas, parques industriales y zonas económicas especiales.
  7. La reducción de los costos y trámites para crear y operar empresas, facilidad de cierre para empresas no exitosas, mayor seguridad jurídica y mejoramiento del ambiente de negocios.
  8. El progresivo mejoramiento de la infraestructura pública de transporte —conectividad interna y externa—, telecomunicaciones —acceso a banda ancha en todo el territorio—, energía, manejo de aguas y saneamiento ambiental, que faciliten el desarrollo competitivo del sector privado.
  9. La promoción de la integración comercial y económica, mediante la profundización de los acuerdos en Mercosur, la exploración de puentes con la Alianza del Pacifico, la suscripción de tratados de libre comercio con países avanzados y con Asia, así como la participación activa en la Organización Mundial del Comercio. Asimismo, mediante el apoyo a los exportadores actuales y potenciales, la promoción de la inversión extranjera directa, en particular en las áreas prioritarias definidas con criterios económicos y sociales.
  10. La recuperación de la calidad de los ecosistemas y la eficiencia en la utilización de los recursos naturales (agua, aire, tierra, hidrocarburos, entre otros), para asegurar la sostenibilidad y el equilibrio entre la actividad humana y la preservación de la biodiversidad.
  11. El manejo macroeconómico apropiado de la volatilidad resultante de la actual concentración de la producción en pocos productos agrícolas que tienen precios internacionales muy variables y que están sometidos a fuertes variaciones climáticas domésticas.

De una sociedad desigual a la igualdad de oportunidades y la eliminación de la pobreza extrema

Todas las personas deben poder participar en la construcción y en los beneficios de una sociedad próspera, cohesionada y equitativa, considerando los siguientes elementos:

  1. Precisión para la inclusión: Los programas de desarrollo se enfocarán en poblaciones en situación de vulnerabilidad para erradicar la pobreza, en especial la extrema.
  2. Igualdad de oportunidades para las próximas generaciones de ciudadanos, generando condiciones que posibiliten la realización plena de todas las personas sin distinción de sus circunstancias al nacer, en términos de nivel socioeconómico, lugar de origen, etnicidad o género.
  3. Mejoramiento continuo de la cobertura y la calidad de la educación en todas sus etapas: primera infancia, preescolar, básica, media, técnica y universitaria; así como la orientación de las carreras tecnológicas y profesionales hacia las necesidades de transformación productiva, que incluya créditos educativos y becas.
  4. Ampliación a toda la población del acceso a empleos formales, seguros sociales, servicios financieros y servicios públicos (agua potable, saneamiento, transporte, energía y telecomunicaciones).
  5. Fortalecimiento de la agricultura familiar y su vinculación a cadenas de valor, como parte clave de la estrategia de reducción de pobreza y mejoramiento de ingresos en el sector rural.
  6. Aumento de los ingresos laborales de las personas en situación de pobreza, fortaleciendo la capacidad de emprendimiento productivo y comercial de las personas, así como la formación para la empleabilidad.
  7. Inclusión de las comunidades indígenas que sufren de carencias económicas, mediante servicios específicos para potenciar su patrimonio histórico, natural, cultural y territorial.
  8. Promoción de la inclusión y cohesión social, eliminando la discriminación, mediante programas de acción a favor de la igualdad de géneros, culturas y religiones; el desarrollo de servicios públicos adecuados a las tradiciones y ambiciones culturales; la ampliación de espacios de participación a nivel local y regional; y la universalización de los sistemas de identificación y registro ciudadano.
  9. Movilización del capital social, promoviendo sistemáticamente por diversas vías como la educación, los modelos participativos, la organización de comunidades, y la elevación de los niveles de confianza, capacidades para concertación y construcción de alianzas, fortaleciendo y mejorando los valores éticos y la responsabilidad social.
  10. Facilidad para el retorno de emigrantes y su incorporación efectiva, así como la de los inmigrantes, al desarrollo nacional.
  logo stp  
logo gobierno nacional  

Back to Top