Ingreso del 40 por ciento más pobre en Paraguay aumentó más que el del 60 por ciento más rico entre 2004 y 2013

Nuevo informe analiza a ocho países para extraer valiosas lecciones sobre motores de prosperidad en América Latina y el Caribe para el futuro

En la última década, el 40 por ciento más pobre en la escala de distribución del ingreso en Paraguay vio cómo los mismos crecieron a una tasa más elevada que el promedio. Todo esto es resultado de un fuerte crecimiento económico, que derivó en mayores ingresos laborales y niveles de empleo, menores precios de los alimentos y mayores transferencias públicas.

La presentación se vio mediante videonferencia en las oficianas del Banco Mundial en Asunción acompañados de periodistas quienes pudieron realizar consultas a los ponentes en Washington DC.

La presentación se vio mediante videoconferencia en las oficinas del Banco Mundial en Asunción acompañados de periodistas quienes pudieron realizar consultas a los ponentes en Washington DC.

Dichos datos fueron presentados en Washington, en donde el Ministro José Molinas (STP), brindó comentarios al respecto resaltando la importancia de focalizar esfuerzos en la población más pobre – que en el caso de Paraguay es la rural – a través de del aumento de los ingresos de las familias agricultoras mediante la capacitación en el uso del suelo, mejora en la mecanización del trabajo y la mejora de las condiciones del mercado laboral.

Las ganancias del Paraguay fueron parte de las de América Latina y el Caribe que como región en su conjunto estuvo al frente del mundo en desarrollo en términos de logros en prosperidad compartida, siendo testigo de un éxito sorprendente en cuanto a reducción de la pobreza, impulsado por el crecimiento, los ingresos laborales y redes de protección social efectivas. La clase media se expandió y como resultado se transformó la composición socioeconómica de la región. Ahora que la región se enfrenta a una desaceleración económica y a un estancamiento de la desigualdad, comprender qué ayudó a impulsar estas conquistas se vuelve particularmente importante.

Momento de la videoconferencia

Momento de la videoconferencia

Un nuevo informe del Grupo del Banco Mundial, Prosperidad compartida y erradicación de la pobreza en América Latina y el Caribe, explora el desempeño de ocho países para comprender qué se esconde detrás de estos avances y qué hace falta para mantenerlos. A lo largo de la región, será importante lograr mayores ingresos, mejorar el capital humano y alcanzar mecanismos que les permitan a los pobres y vulnerables perseverar de cara a cualquier impacto, para salvaguardar las conquistas de la última década.

 “Las políticas y programas, para ser efectivos, no pueden diseñarse sin evidencia que los respalde, o enfocarse solo en aquello que creemos podría funcionar”, escribieron Jorge Familiar, Vicepresidente para América Latina y el Caribe, y Ana Revenga, Directora Sénior para la Pobreza en el Grupo del Banco Mundial en el prólogo del libro. “Este estudio ayudará a los diseñadores de políticas a realizar un mejor trabajo a la hora de aprovechar los avances de la última década, promoviendo el crecimiento y los ingresos más allá de la desaceleración mundial y avanzando hacia una década aún más exitosa para la población de América Latina y el Caribe”.

Cada país deberá abordar sus desafíos de manera diferente, pero todos se beneficiarán de comprender cómo lograron tanto. El enfoque del libro ofrece un análisis individualizado de cada país, tomando en cuenta su estructura socioeconómica, nivel de desarrollo y avances en términos de reducción de la pobreza e impulso del bienestar de los menos favorecidos, en lugar de tomar el buen desempeño general de la región y aplicarlo a cada país de manera uniforme.

En Brasil, por ejemplo, su crecimiento modesto aunque sostenido se volvió más inclusivo gracias a políticas fuertemente enfocadas en reducción de la pobreza y a favor de un mercado laboral fuerte. Si bien el país eliminó casi por completo la pobreza extrema en la última década, 18 millones de brasileños siguen viviendo en la pobreza.

En Colombia, el fuerte crecimiento, aunado a incrementos en el ingreso laboral y la participación en el mercado laboral, así como transferencias, ayudaron a reducir la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, uno de cada tres hogares sigue siendo vulnerable.

Y en Perú, que experimentó una de las tasas más impresionantes de reducción de la pobreza en la última década, siguen existiendo bolsones de pobreza. Apenas un tercio de la población del país vive en áreas rurales, pero éstas representan la mitad de los pobres y el 80 por ciento de los indigentes del país.

El estudio también incluye capítulos sobre Argentina, El Salvador, México y Uruguay. Este análisis por país sirve de ventana para conocer cuáles políticas resultaron efectivas y cuáles no. Esto puede orientar a los gobiernos, sector privado y demás socios en el desarrollo hacia un renovado camino de prosperidad para todos los latinoamericanos, en un momento en que las condiciones externas que facilitaron mucho de este progreso parecen estar cambiando de manera permanente.

Presentación del Estudio “Prosperidad Compartida y fin de la pobreza en AL y Caribe”

Infografía

FUENTE: BancoMundial.org

Permanent link to this article: http://www.stp.gov.py/v1/ingreso-del-40-por-ciento-mas-pobre-en-paraguay-aumento-mas-que-el-del-60-por-ciento-mas-rico-entre-2004-y-2013/

Youtube izlenme satın al

Youtube izlenme satın al

youtube abone ve izlenme satın alarak sizde hemen bir youtuber olmak için ilk adımı atmış sayılacaksınız. Instagram twitter tik tok gibi bir çok sektörde hizmet veren takip2018.com sitesi artık youtube aboneleri ilede sizlere hizmet vermekten gurur duymaktadır