Banco de Semilla: Rescata saberes de los pueblos y asegura supervivencia de especies nativas

Las Semilla Róga o banco de semilla constituyen un espacio cuyo modelo social de organización comunitaria no sólo permite disponer de un lugar donde se guardan las semillas, sino rescatar saberes asegurando así la supervivencia de semillas de especies nativas para la siguiente zafra.

En contexto, Jorge Benítez responsable del cuidado de la Casa de Semilla y líder de la comunidad Miri Poty del distrito de Yhú, del departamento de Caaguazú, aseguró que tienen suficientes semillas nativas almacenadas y que tomaron la precaución para disponer de ellas en el futuro.

Benítez relato que periódicamente viaja a otras ciudades hacer intercambio de semillas. “Estuvimos inclusive en Asunción invitados a participar de ferias agrícolas en las que además de intercambiar nuestra semillas nativas pudimos comercializarlas, significó.

Esta actividad enmarcada en el Proyecto Conjunto de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PCSAN) coordinado por la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP),  tiene el objetivo principal de asegurar la disponibilidad y el acceso a las semillas en los ciclos de siembra para asegurar la alimentación de las familias todo el año.

Así, por ejemplo, en concepto de capital semilla para la siembra se distribuyeron maíz, poroto, zapallo, hortalizas, entre otras. Cabe destacar que se planificó 9 casas de semillas y se instalaron 12 en total en las comunidades indígenas: 3 en Teniente Irala Fernández, 4 en Caaguazú y 5 en Caazapá.

La Casa de Semillas es a fin de que la comunidad tenga disponible las semillas en los ciclos de siembra para asegurar la alimentación de las familias todo el año. En la misma se observaron  productos de autoconsumo como: arveja, zapallo, poroto, sandia paraí, además de una producción de yerba y maní que guardan para su comercialización.

La construcción de dichas casas se llevó a cabo en el marco del Programa Conjunto de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PCSAN) que coordino la STP.

Los productos de autoconsumo fueron entregados en dos etapas. En la primera (diciembre 2017) se entregó Poroto; Maíz Tupi y Moroti; Zapallo; Calabaza;  y Habilla Negra;  Maní,  Arroz Secano; y Poroto manteca enana y Arveja.

En  la segunda etapa (Abril 2018), se dio énfasis  en  producción  hortícola por el calendario estacional, y se  gestionó la compra y  la entrega de   66.5 kg de hortalizas  de al menos 5 variedad como:  Tomate, zanahoria, cebolla de bulbo, repollo, cebollita de hoja y pimiento). Supervisores y promotores tuvieron a su cargo distribuir las semillas a las familias que cumplieron con el requisito básico de haber preparado  su parcela para la siembra.

También el PCSAN con el GIZ entregaron semillas de plantas frutales consistente en: Acerola; Guayaba; Carambola; Durazno y Ciruela, uno de cada especie.

Permanent link to this article: http://www.stp.gov.py/v1/banco-de-semilla-rescata-saberes-de-los-pueblos-y-asegura-supervivencia-de-especies-nativas/