“Las APPs no son la privatización de los activos del sector público”

FUENTE: La Nación, por Lourdes Torres Lugo

06-lu-01-cp-copia-1024x683La Secretaría Técnica de Planificación, como institución encargada de desarrollar los proyectos de Alianza (o Participación) Público-Privada, capacita los diferentes equipos APP de las instituciones involucradas. Para tal efecto, desarrolló un seminario con Javier Encinas, reconocido experto de Reino Unido.

La experiencia británica empezó en los años ’90, siendo pioneros y líderes en la materia, con alrededor del 82% de infraestructura financiada por el sector privado. Ningún otro país tiene un programa tan ambicioso con el número de proyectos de capital invertido.

¿Cómo fue el inicio de la Participación Público-Privada (PPP) en Reino Unido?

–El Reino Unido tiene una gran tradición de movilización de financiamiento y la capacidad técnica del sector privado para el desarrollo de proyectos de infraestructura pública que empezó a mediados de los años ’90. Donde el Gobierno encontró que tenía limitaciones presupuestarias importantes, una falta de inversión rezagada en términos de nueva infraestructura, en término de operación y mantenimiento de infraestructura existente, y ahí surgió un nuevo modelo la Participación Púbico-Privada.

¿Qué campos abarca las PPP?

–Un modelo donde el sector público le pide al privado hacer el diseño, construcción, financiamiento, operación y mantenimiento de activos públicos como pueden ser escuelas, hospitales, edificios públicos, prisiones, viviendas, carreteras, túneles, puentes, proyectos de tratamientos de desechos sólidos.

¿Cuántos proyectos tienen desarrollado en el Reino Unido?

–En los últimos 15 a 20 años, se han hecho algo así como 730 proyectos con un valor en capital de más o menos US$ 120.000 millones. Lo que daría por año, desde el ‘97 al 2007, un promedio de 50 proyectos por año, lo cual es más o menos un proyecto por semana. Es una inversión importante, durante un periodo de 11 años, en todos los sectores, como infraestructura social, económica, medioambiental.

¿De esos 730 proyectos, cuáles fueron los más ambiciosos?

–Sin dudas, el mejor logro ha sido alcanzar esa infraestructura que sirve, y que representa a miles de millones de dólares invertidos en hospitales, viviendas, nuevos edificios públicos, escuelas, que finalmente permite al gobierno prestar mejores servicios de salud, alojamiento, de seguridad, protección, educación a la ciudadanía esa sería la gran ventaja.

¿Cuánto tiempo tienen vigencia los acuerdos?

–Dependiendo del proyecto, pero típicamente entre 20 a 25 años, y algo importante que mencionar es que esto no es una privatización. El sector privado sigue a cargo de todos los servicios al ciudadano, educación, salud, protección, custodia de presos, etc.

¿Qué es lo que se transfiere con el contrato de las PPP?

–En el Reino Unido, nunca se transfiere los activos del Estado, ni la tierra en la cual estén los activos del sector privado eso siguen siendo nuestros. Incluso en el periodo del contrato. Lo único que se transfiere al sector privado es la responsabilidad de operar y mantener ese activo durante esos años.

¿Qué rol cumplen las instituciones públicas y también la contraparte?

–En el sector público nos encargamos de preparar el proyecto, establecer los requerimientos en términos de resultados, diciéndole al sector privado qué es lo que queremos, sin especificar cómo lo queremos. Luego tenemos que evaluar y aprobar los proyectos que se presentan. Una vez que el proyecto ya fue desarrollado, construido, el rol del sector público es monitorear ese proyecto. Mientras que el rol del sector privado es obedecer a las necesidades del sector público y brindarle una solución al problema que presentaba.

¿Cuál es el mecanismo de control que ejercen desde el Estado?

–Aparte del contrato que es estandarizado para todos los proyectos, hay cláusulas específicas que dicen lo que tienen que hacer el sector público y el sector privado durante la fase operacional. El sector privado tiene que poner a disposición del sector público el material necesario y la información necesaria para monitorear ese proyecto. Después el sector público está obligado a tener un funcionario encargado de los proyectos para verificar que se cumplen con las especificaciones del contrato.

¿De los errores y dificultades qué han aprendido?

–Hemos aprendido que las PPP no son una panacea, si bien ha sido muy útil, por su flexibilidad. Pero que tiene que ser aplicado a los proyectos correctos. No es una herramienta que sirve para el desarrollo de todo tipo de infraestructura, tiene que ser aquella que tenga una cierta vida útil. Otra cosa que se descubrió es que el sector público debe estar bien preparado para llevar adelante estos proyectos, tiene que haber políticas públicas claras, debe existir una ley como la que tiene Paraguay, y unidades técnicas como las que tiene el gobierno, y debe haber estandarización en todo lo que se pueda.

¿Entonces, cuál es el secreto para llevar a buen puerto esos proyectos?

–Buena preparación. Buena preparación. Buena preparación. Estar seguro de que todos los proyectos cumplen con los requisitos de la autoridad, los proyectos son necesarios, deseables, accesible para la autoridad, que son viable desde un punto de vista comercial y finalmente puede ser realizable con los recursos que se cuentan la autoridad.

¿Para avanzar en las APP que le falta a Paraguay?

–La única vía conocida es la experiencia, y lo que resta es seguir trabajando en todo el fortalecimiento institucional, estandarización de todos los procesos, procedimientos, guías e ir aprendiendo con cada proyecto. Es así como uno va aprendiendo, quizás quemándose un poco los dedos con algunos proyectos, pero uno debe de aprender de esas experiencias propias y seguir integrando.

Permanent link to this article: http://www.stp.gov.py/v1/las-apps-no-son-la-privatizacion-de-los-activos-del-sector-publico/